Plasticidad Cerebral

Es la adaptación funcional del Sistema Nervioso Central para minimizar los efectos de las alteraciones estructurales o  fisiológicas sea cual fuere la causa originaria. Se refiere a la  capacidad de las células nerviosas para cambiar sus propiedades, por ejemplo desarrollando nuevas sinapsis, alterando la forma o función de las existentes o desarrollando nuevos procesos. Es así como la experiencia y los hábitos modelan  el cerebro y cómo estos cambios a su vez influyen sobre nuestras conductas y actitudes.

Al quinto mes de vida intrauterina se completa la migración de células nerviosas. En estos primeros meses hay una gran producción neuronal que excede las necesidades funcionales del Sistema Nervioso. Se establecen los Circuitos neuronales funcionales y el exceso de neuronas que no  Integran dichos Circuitos sufren una muerte celular programada. Este exceso neuronal, antes de la muerte programada es la explicación al gran POTENCIAL DE RECUPERACION QUE PRESENTAN LAS LESIONES CEREBRALES EN EDADES MUY TEMPRANAS.

Según Luria, cada Sistema Funcional tiene una serie de eslabones periféricos como las aferencias, eferencias  y centrales donde los procesamientos más elaborados se realizan en la Corteza Cerebral. Los sistemas funcionales (motricidad, visión, audición, etc.) son reemplazados por sistemas móviles y complejos. Durante el desarrollo del niño estos sistemas experimentan intensas reorganizaciones y como resultados de ellas, cada tarea puede realizarse de diferentes maneras.

Anokhin , ha demostrado que cada sistema funcional posee un grupo particular de aferencias, que juntos forman un Campo Aferente que madura en la temprana ontogénesis, con la maduración el número de aferencias requeridas para el trabajo decrece gradualmente, ya que las señales de pocas aferencias (las más importantes) son suficientes.

Ahora bien, en el adulto cuando la función ha alcanzado un cierto nivel de desarrollo, sólo un pequeño grupo de aferencias está en uso activo y el resto pasa a un estado latente (SINAPSIS ENMASCARADAS), formando una reserva de aferencias.

Uno de los mecanismos de plasticidad, luego de una lesión, consiste en el funcionamiento de estas aferencias por desenmascaramiento sináptico lo que permite establecer rutas alternativas para la remodelación de los sistemas funcionales. Cuando se lesiona un Sistema Funcional la actividad dependiente de dicho sistema se desestructura y se expresa por pérdida o alteración de dicha actividad.

La reorganización de las Funciones se realiza por dos mecanismos:

1.Se produce por reorganización  del sistema dañado, utilizando su misma red neuronal denominado REORGANIZACION INTRASISTEMA, porque las neuronas dañadas son sustituidas por otras neuronas alternativas del mismo Sistema.

Ejemplo: Cuando un niño quiere tomar un objeto con  “pinza de primera Clase” la paresia de su miembro impide la prensión. Pero el chico igual puede realizar esta actividad con otro tipo de prensión. Aquí estamos en presencia de una reorganización intrasistema.

2. El segundo mecanismo, la reorganización se produce porque todo o parte de un sistema es reemplazado por otro. Lo que se denomina REORGANIZACION INTERSISTEMA.

Ejemplo: Cuando un discapacitado visual, cruza una calle valiéndose del sistema Auditivo, o cuando reconoce un billete sólo con su percepción háptica.

Cuando los cambios plásticos ocurren a nivel subcortical y cuando la reorganización suele ser intrasistema, requiere de una práctica o reeducación breve. Cuando se lesiona la corteza cerebral, los cambios plásticos deben ser corticales y se requiere una reeducación prolongada.